El sexo en el islam

Yo ayuno, rezo y también tengo relaciones íntimas con mi esposa. Umm Salamah, la esposa del Profeta, le informó sobre este grupo. Yo como durante el día y duermo durante la noche. Después de este discurso, Al-lâh reveló la siguiente aleya: Entonces Al-lâh reveló la siguiente aleya: El matrimonio incluso eleva el valor de las oraciones.

Una mujer fue a la casa del Profeta y su penetrante perfume pronto llenó la casa. Cuando el Profeta le preguntó a la visitante, la mujer le dijo que ella lo había intentado todo para atraer a su marido pero en vano; él no dejaba su meditación para prestarle atención alguna. El Profeta le contó para que informara a su marido sobre la recompensa de la relación sexual la cual describió como sigue: Es decir: La promesa que Al-lâh nos ofrece a través de las relaciones sexuales no es otra que Su encuentro. Todo deseo es deseo de unión, de volver a la fuente de todo lo existente.

Otro hadiz compara el sexo sin excitación preliminar con conductas animales: Cuando le preguntaron sobre el significado de ese mensajero, él dijo: En definitiva: El cuerpo humano es como un campo para la labranza, generador de goce y de sosiego. Existe una cortesía en el amor, y respetar esa cortesía no implica ninguna represión, ni la aceptación de límites contrarios a la naturaleza humana.

La cortesía en el amor es el signo de la superación de la crueldad y de la zafiedad en las relaciones sexuales, de la hipocresía y del puritanismo. La dulzura de trato, la conversación y las caricias son la llave de la unión. Toda intimidad es intimidad con Al-lâh.


  • sexo en la antigua grecia!
  • marta lacroft escort.
  • El sexo en el islam | Anatomía de la Historia.
  • como ligar con un chico virgo.
  • Sexo: El orgasmo no es un complot de Occidente: Islam y sexo, una relación de amor y odio?

Debes iniciar sesión para escribir comentarios. Lo que supone una complementariedad de lo masculino y de lo femenino. El fin de esta complementariedad es el goce y el placer, pero también y sobre todo la procreación y la perpetuación de la raza humana. En este espíritu, la homosexualidad sería una violación de la armonía natural y una amenaza de anarquía y desequilibrio. No obstante, la similitud con Zina la fornicación es evocada por ciertos ulemas musulmanes para establecer variaciones en la sanción: La homosexualidad femenina es tratada con una indulgencia relativa, pues no es asimilada ni a la fornicación ni a la homosexualidad masculina.

Sexualidad en el islam

Los amores masculinos fueron proclamados y tolerados en tanto que amores no sólo carnales y sexuales, sino también filosóficos y místicos. El califa Al Amin compraba muchos eunucos para disfrute propio, renunciando así a sus mujeres y concubinas. Al Amin, hijo y sucesor del gran califa Harun al-Rachid , tenía un amor desmesurado por algunos de sus esclavos varoniles, y componía para ellos poemas donde manifestaba su pasión y su llama.

Diálogo Abierto - Relación entre el hombre y la mujer en el Islam

El califa, cuyo imperio se extendía del Magreb a China, describe así a su servidor Kawthar en uno de sus poemas: Otros califas Abasíes, como Al Mutasim y Al Wathiq , escribían poemas de amor dedicados a jóvenes muchachos y a efebos. El califa Al Mutasim estaba prendado de un joven de una belleza excepcional que se llamaba Ajib, por el cual sentía una pasión sin freno.

Capítulo 3: Estructura de la moral sexual islámica | Matrimonio y moral en el Islam | rofagufosyso.tk

Estudios de Filosofía y Letras y luego de Historia en la Universidad de Toulouse, programa de doctorado luego donde me especialicé en Historia Medieval, con particular interés en el mundo religioso, la historia de las mentalidades y la historia del pensamiento. Se me brindó la oportunidad de participar como colaborador en Anatomía de la Historia…Y aquí estoy.

Clic para cancelar respuesta. Respecto a lo que cuento en el artículo es un material muy recurrente. Es conocido de muchos entre los ententidos del Islam. Imagino que sabes lo ofensivo que puede resultar que alguien manifieste que otra persona ha copiado. Un saludo, y gracias por leernos.

Download or Print

Artículo anterior. Artículo siguiente. Ernest Bendriss. Artículos relacionados.

Related Resources

La bella historia de Juan Latino. La expedición contra Argel de